Repelentes de Agua

Los repelentes de agua son unos productos increíbles que permiten impermeabilizar cualquier superficie. De esta manera podrás crear una capa protectora del agua en casi cualquier tejido. Gracias a eso podrás acampar en cualquier lugar sin temor a la lluvia o evitar que tus bambas favoritas se mojen.

Criterios utilizados para elegir los mejores sprays impermeables

Para poder seleccionar los mejores repelentes de agua, hemos tenido en cuenta las siguientes características. De esta forma, nos aseguramos de elegir y vender los productos de mejor calidad y más recomendados:

Nivel de protección

En el mundo de la impermeabilización, existe una gran variedad de productos disponibles para cada tipo de necesidad de protección. Ya sea que simplemente quieras evitar que tus pies se mojen, o si tiene la intención de ir de excursión a la Patagonia durante 2 semanas, es vital que selecciones un producto que ofrezca la protección adecuada para tus necesidades personales.

Hay una variedad de productos disponibles que se adaptan para dar protección a un cierto tipo de superficie. Algunos pueden especializarse en la protección del calzado, mientras que otros se orientarían más hacia la ropa exterior de alta resistencia o el equipo de acampada. Estos productos no son intercambiables por lo que deberás de comprar un repelente especial para cada ocasión.

Los artículos de uso diario como zapatos o chaquetas que simplemente requieren protección para la lluvia ocasional requerirán un producto que no afecte el color o la transpirabilidad de la tela.  Por el contrario, el equipo de acampada que con frecuencia está sujeto a tormentas o tiempo lluvioso necesitará un producto mucho más fuerte para asegurarse de que está adecuadamente protegido contra los elementos.

Por lo tanto, antes de comprar un repelente de agua hay que pensar donde queremos utilizarlo para comprar un producto especifico y eficaz.

Ingredientes

Los productos impermeabilizantes han recorrido un largo camino desde su creación. A lo largo de los años, la investigación y las nuevas técnicas de fabricación han permitido eliminar los productos químicos tóxicos nocivos de estos aerosoles, como por ejemplo los ácidos perfluorados.

La mayoría de las fórmulas modernas tienen una composición química basada en fluoropolímeros. Este compuesto, junto con otros minerales y sustancias naturales, se combina para proporcionar una capa protectora que repele el agua y la suciedad al mismo tiempo que protege la integridad del tejido.

Sin embargo, algunos ingredientes, especialmente en fórmulas más duras y resistentes, pueden causar irritación y alergias entre sus usuarios. Esta es la razón por la que los ingredientes en su producto elegido son una consideración tan importante.

Al seleccionar un repelente, es importante y recomendable revisar la lista de ingredientes para asegurarse de que no hay ingredientes a los que seas o un miembro de su familia puedan ser alérgicos. Si es la primera vez que utilizas uno de estos productos en la ropa, se recomienda rociar un poco de repelente en una zona pequeña y comprobar que no existan reacciones alérgicas con la piel.

Los expertos recomiendan seleccionar un producto que sea biodegradable. Especialmente si se trata de recubrir superficies que se utilizan específicamente en el exterior. Por último, asegúrate siempre de utilizar el producto en una zona extremadamente bien ventilada. La mayoría de los productos emiten un olor tóxico que desaparece poco después de su aplicación. Además, debes de tener cuidado de cubrir las superficie lejos de mascotas o niños que puedan verse afectados por el olor.

Aplicación

La aplicación de productos impermeables es un poco difícil. La fórmula en sí misma es cristalina, lo que hace imposible detectar si se ha conseguido cubrir toda la superficie. Si no se aplica bien, terminarás descubriendo que te has dejado una zona durante una lluvia intesa.

Además, puede ser un proceso que requiere mucho tiempo y mano de obra. Recubrir una tienda de campaña completa puede tomar horas. Además, la mayoría de los aerosoles requieren hasta 3 ó 4 días antes de que esté completamente secado y listo para su uso.

Por eso es tan importante buscar específicamente un producto que prometa un proceso de aplicación fácil. Afortunadamente, la mayoría de los productos están disponibles en botellas de spray, lo que proporciona una aplicación mucho más fácil y uniforme.

En términos generales, estos productos están disponibles en una lata regular o en aerosol. Un aerosol puede proporcionar un proceso de aplicación más controlado, ya que el producto se libera uniformemente en una neblina fina. Sin embargo, una botella rociadora tradicional libera algo más de líquido que hace que el proceso de aplicación sea más rápido.

Después de aplicar el producto, deberá secarse. Algunos productos pueden secarse en la secadora inmediatamente después de su aplicación, mientras que otros sólo se pueden secarse al aire libre. Las superficies más densas y grandes pueden tardar hasta 3 ó 4 días en secarse completamente al aire.

Tejido

Esto será un factor determinante en el tipo de productos que realmente funcionarán en el artículo que se pretende impermeabilizar. No todos los productos funcionan igual de bien en todas las telas. Por ese motivo, también debes de asegurarte que el repelente de agua que compres funcione bien con el tejido que quieras impermeabilizar.

En el mundo de los textiles, los dividimos en dos grupos: fibras naturales y sintéticas. Las fibras naturales se refieren a textiles de origen natural como la lana, el cuero, el algodón, la seda, etc. Las fibras sintéticas, por otro lado, se refieren a cualquier tejido hecho por el hombre como el nylon, el poliéster, etc.

La mayoría de los productos actualmente disponibles están más orientados hacia las fibras sintéticas. Sin embargo, para asegurarse hay que asegurarse que el producto seleccionado no estropee el tejido que quieras cubrir.